El gobierno local hizo entrega formal de la iniciativa de publicidad exterior al Congreso capitalino, que detalla sanciones administrativas y penales a quienes incurran en irregularidades, desde la instalación de anuncios sin permiso hasta quien permita espectaculares en azoteas.

En julio de 2021 ya había enviado una similar, pero no alcanzó a ser dictaminada antes de que concluyera la primera legislatura.

La que entregó ayer el secretario de Gobierno, Martí Batres, contiene 27 artículos adicionales en los que se enlistan las posibles sanciones, por ejemplo, de 12 mil a 15 mil unidades de medida y actualización (entre 1.1 y 1.4 millones de pesos) al publicista o persona física o moral que sin permiso instale anuncios, incluso arresto de tres a seis años a quien atente contra la protección y regulación del paisaje urbano en azoteas, cerros o árboles.

En conferencia de prensa, el funcionario señaló que la iniciativa enviada por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, pretende ordenar definitivamente la publicidad en la capital, con énfasis en la prohibición y erradicación de anuncios instalados en las azoteas, de los cuales esta administración heredó alrededor de mil y que generan riesgo para las familias, además de contaminar.

En tanto, el secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Rafael Gómez, dijo que “es necesario que haya una confluencia entre la publicidad y la homogeneidad en el mobiliario urbano de la ciudad” con el objetivo de mejorar la imagen urbana, y detalló que el proyecto de ley incluye agilizar el otorgamiento de permisos por parte de la dependencia a su cargo “dejando en claro que las alcaldías tendrán facultades en las vialidades secundarias, pero en vías primarias las autorizaciones son potestad de la Seduvi”.

La Jornada